Tratamientos

La Fisioterapia es la ciencia del tratamiento corporal a través de medios físicos, ejercicio muscular terapéutico, masoterapia y electroterapia.

Además, la Fisioterapia incluye la ejecución de pruebas manuales y eléctricas para determinar el valor de la afectación y fuerza muscular, pruebas para determinar las capacidades funcionales, la amplitud del movimiento articular y medidas de la capacidad vital, así como ayudas diagnósticas para controlar la evolución.

Magnetoterapia en el Centro de fisioterapia José María Macías de Ciudad Real

Los conocimientos de los especialistas médicos junto con las técnicas fisioterapeutas pueden ayudarte mucho a mejorar tu salud general y prevenir y tratar dolores musculares o articulares de una manera más eficaz.

El fisioterapeuta contribuye a disminuir el dolor tratando adecuadamente las lesiones musculares, relajar y potenciar la musculatura, corregir y reeducar la postura.

La fisioterapia es una especialidad que aconsejará normalmente el traumatólogo, reumatólogo, médico rehabilitador o neurocirujano para realizar una rehabilitación específica.

Si tienes dolores musculares, esguinces, tendinitis, o cualquier patología de tipo articular un fisioterapeuta puede ser un gran aliado.

 

Principales tratamientos:

La Electrólisis Percutánea Intratisular (EPI) es una técnica de fisioterapia invasiva que consiste en la aplicación ecoguiada de una corriente galvánica a través de una aguja de acupuntura que produce un proceso inflamatorio de carácter local permitiendo la fagocitosis y la reparación del tejido blando afectado (tendón, ligamento, músculo, etc.). La corriente eléctrica galvánica y el propio estímulo mecánico de la aguja constituyen agentes físicos propios del campo terapéutico de la fisioterapia.

Este tratamiento consiste en realizar una punción con aguja de acupuntura, y con ayuda de un ecógrafo, localizamos el lugar exacto de la lesión, aplicando corriente galvánica en el área del tejido lesionado, con el fin de iniciar el proceso reparador de la degradación tisular.

Esta indicada en lesiones cronificadas del tejido blando; Bursitis, tendinosis, fascitis-fasciosis plantar, epicondilitis-epitrocleitis, rodilla del saltador, rodilla del corredor, afectación astragalina y osteocondritis-osis.

Son movimientos realizados pasivamente por el fisioterapeuta sobre las articulaciones de extremidades superiores, inferiores o columna vertebral. Se realizan con presas firmes para dar seguridad al paciente y con un ritmo suave y cadente. Las movilizaciones deben seguir la conocida regla del "no dolor", es decir, se aumentará la movilidad hasta donde los tejidos lo permitan y nunca intentaremos sobrepasar esos límites si aparece dolor.

Al movilizar las articulaciones estaremos trabajando también sobre las partes blandas que envuelven las mismas (músculos, tendones, ligamentos, cápsula articular...), consiguiendo así un mayor grado de elasticidad y evitando retracciones o anquilosis.

Otro tipo de maniobras que también se usan son las tracciones para descomprimir y decoaptar las articulaciones, de gran ayuda en la columna vertebral y en caso de artrosis donde el espacio articular se encuentra reducido. Mejoran la secreción de líquido sinovial, mejoran el trofismo cartilaginoso, facilitan el desplazamiento de las superfícies articulares y tienen efecto analgésico.

Son "posturas" que ponen a un músculo en posición de máximo alargamiento para así ganar elasticidad y disminuir el grado de tensión muscular.

Se pueden realizar de manera pasiva, hechos por el fisioterapeuta, o de manera activa, hechos por el propio individuo.

Existen varias técnicas que combinan el estiramiento muscular con contracción para obtener un mejor resultado; siempre que sea posible realizaremos estas técnicas de "stretching".

Los estiramientos son muy importantes en la práctica deportiva, siendo de gran utilidad después del deporte para "descargar" al músculo.

La electroterapia es una disciplina que se engloba dentro de la fisioterapia y se define como el arte y la ciencia del tratamiento de lesiones y enfermedades por medio de la electricidad.

La Historia de la Electroterapia es muy antigua y se remonta a la aplicación de las descargas del pez torpedo en la época griega y romana.

Actualmente, la tecnología ha desarrollado numerosos aparatos (productos sanitarios) para la aplicación de la electroterapia sin correr riesgos de efectos secundarios.

Los principales efectos de las distintas corrientes de electroterapia son:

Anti-inflamatorio, Analgésico, Mejora del trofismo, Potenciación neuro-muscular, Térmico, en el caso de electroterapia de alta frecuencia, fortalecimiento muscular, mejora transporte de medicamentos, disminución de edema, control de dolor.

Aparato de electroterapia que ejerce su acción a través de vibración mecánica obteniendo efectos antiinflamatorios y analgésicos en la zona tratada, efecto térmico aumentando la microcirculación y oxigenación de los tejidos tratados, además de efecto fibrinolítico para evitar adherencia de tejidos y cicatrices.

Una variante de los ultrasonidos muy usada en casos de dolores agudos e inflamaciones o celulitis es la ultrasonoforesis, que consiste en la introducción de sustancias medicinales en el organismo mediante la energia ultrasónica, pudiendo reducir así el consumo de medicación por vía oral.

Lámpara de termoterapia superficial que provoca hiperemia local o aumento de la circulación, aumento de la temperatura en la zona tratada y relajación de la musculatura más superficial.

Método muy indicado para "preparar" la zona que se vaya a someter a estiramiento o masaje.

Ayuda también a la penetración de medicación por vía tópica (por la piel) potenciando así sus efectos.

La onda corta forma parte de la electroterapia de alta frecuencia, se sitúa en la gama de los 27.12 Mhz, se han utilizado frecuencias próximas a la citada sin hallarse mayor utilidad terapéutica. La onda corta como toda electroterapia de alta frecuencia se ve libre de los efectos químicos y de estimulación muscular que afectan a la media y baja frecuencia.

La onda corta es una radiación no ionizante que logra sus efectos debido a que logra un aumento de la temperatura en profundidad y a la intensidad del campo magnético que genera, recibe también otros nombres por los que es reconocida tal como: hipertermia o diatermia.

La zona a tratar se sitúa entre dos electrodos que forman el par condensador, entre ambos se genera un campo, la polaridad varía 27.120.000 millones de veces por segundo generando en el dieléctrico (en este caso el paciente) una fuerza electromotriz que será la responsable del calentamiento debido al desplazamiento de los iones libres.

Técnica que aplica campos magnéticos sobre una zona determinada del cuerpo, obteniendo como resultados relajación muscular, fijación de calcio en el hueso, regeneración cartilaginosa, efecto antiálgico, …

La magnetoterapia se distingue del resto de aparatología de fisioterapia porque, además de tratar el dolor y la inflamación, es el único aparato del que disponemos para reparar el cartílago articular; por ello, es de gran utilidad en artrosis degenerativa y condropatías de rótula.

Se trata de ondas electromagnéticas de alta frecuencia, que son absorbidas por el cuerpo humano y transformadas en calor. Los focos que desprenden el calor se sitúan a unos 10 cm de la piel.

Las microondas penetran menos que la onda corta , producen mas calor a nivel del tejido graso que en el músculo, son ideales para aplicar en tejidos que se encuentran muy próximos a la piel, como en el caso de tendinitis rotuliana y aquiliana, epitrocleitis y epicondilitis.

Debido a que las aplicaciones de la termoterapia profunda son muy amplias, a la fácil aplicación, al escaso riego y a la buena aceptación por parte del paciente de una sensación de calor agradable, es una de las técnicas de electroterapia más extendidas en centros públicos y privados de rehabilitación y Fisioterapia. Incluso para aquellos casos en los que el paciente tolera mal el calor, los equipos actuales se pueden utilizar de forma pulsada.

Es una técnica que consiste en aplicar al organismo energía del espectro electromagnético para facilitarle su actividad bioquímica. El láser en fisioterapia, es un procedimiento tecnológico por el cual se consigue que la luz obtenida posea determinadas propiedades.

Pero dicha tecnología nos permitirá saber la potencia luminosa exacta disponible en todo momento y controlarla. Ello nos conducirá a pensar con precisión en la cantidad de energía luminosa que recibirá el paciente de forma mensurada y precisa.

El uso de un láser terapéutico es exclusivamente a personas con estudios de fisioterapia y no por gente que imita a los fisioterapeutas, ya que conlleva amucha responsabilidad y conocimiento de las características del láser y de conocimiento de la enfermedad que se está tratando.

Es aquella técnica utilizada para limitar los movimientos que producen dolor. Su principal ventaja con respecto de otros medios de inmovilización es que no bloquea del todo la articulación. Los yesos por el contrario producen una fijación completa.

Con el vendaje funcional conseguimos una movilidad y grados de libertad de los tejidos no lesionados, que evitan que se produzca atrofia muscular, hipotrofia, falta de propiocepción. Por su contra, la escayola mantiene la articulación inmovilizada pero no funcional, con la única posibilidad de realizar ejercicios isométricos, que son insuficientes para el mantenimiento del trofismo de los tejidos, sobre todo en deportistas, cuya recuperación debe de ser rápida.

Es una técnica antiquísima que ya los griegos utilizaban en el tratamiento de los problemas de espalda. Ees una modalidad de tratamiento efectiva para el alivio del dolor por la presión sobre las estructuras musculares o esqueléticas y se basa en aplicar unas fuerzas de distracción a la columna vertebral con el fin de estirar la musculatura, evitando la contractura y disminuyendo la presión sobre las estructuras nerviosas comprimidas.

Tanto la tracción manual y mecánica llevan usándose durante años como una solución de confianza para el dolor musculoesquelético y dolencias discogénicas. Sin embargo, los dispositivos de tracción mecánica hasta ahora han seguido una línea primitiva por las normas tecnológicas. Esta nueva generación de dispositivos de tracción, ofrecen la innovación necesaria para imitar los complicados matices de las manos de la terapia manual y prolonga las características de la tracción actual.

El método de punción seca va encaminado al tratamiento de los puntos gatillo. Los puntos gatillo, definidos de forma muy simple, son los puntos donde un tejido muscular está más acortado, de forma que no le llegan nutrientes y, por lo tanto, está hipersensible al tacto. Además puede dar un dolor irradiado.

La idea es tratar esta zona de contractura máxima (punto gatillo miofascial) mediante la introducción de una aguja, normalmente de acupuntura, en ese punto gatillo. Como veremos en otros apartados hay distintas formas de hacerlo. Esto hace que el sistema nervioso central comience un proceso de regeneración de este músculo dañado de forma que llegan más nutrientes, y si la punción ha sido acertada, el músculo se relaja en su totalidad y desaparecen síntomas como el dolor local y el dolor irradiado.

Acerca del centro

Centro de rehabilitación de disfunciones físicas con técnicas manuales y mecánicas, liderado por profesionales colegiados. Masajes, infrarrojos, ultrasonidos, ....

Aviso legal
Política de privacidad

Compañías y Convenios

El centro de fisioterapia Jose Mª Macías tiene hechos convenios con distintas compañías médicas y aseguradoras y convenios de colaboración con distintos colectivos.

Pilates

Método Pilates es una forma alternativa de acondicionamiento físico y mental, de fortalecimiento y concienciación corporal que se está aplicando con éxito en el campo de la fisioterapia y especialmente en la prevención y rahabilitación de lesiones.

Datos